Periodo de adaptación

“El proceso de iniciación debería ser un goce por lo nuevo, en vez de un temor a lo desconocido” – Ruth Harf

 

El periodo de adaptación es el tiempo necesario para que se produzca una aceptación de; nuevas personas,  espacios nuevos y sobretodo nuevos tiempos de actividad, descanso y rutinas. El pequeño tendrá que enfrentarse a la separación de las personas queridas y un factor importante es  la adquisición de hábitos básicos de convivencia.

El tiempo de adaptación dependerá de la manera de ser de cada uno. No todos los pequeños son iguales, es por eso que el periodo de adaptación varía. Lo más importante aquí es dar una enseñanza individualizada que permita a cada pequeño adaptarse a su propio ritmo, proporcionándole en todo momento lo que necesite según sus características.

Es por eso que nuestro objetivo en este proceso es establecer una relación  próxima con cada uno de los niños, aprender de ellos, de sus gustos, sus intereses para poder saber de qué manera logran aprender.

Algo que también es fundamental y no puede faltar en este proceso son los padres de familia, con su colaboración  juntos ayudaremos a que los niños vean la escuela como un lugar que les da seguridad, confianza, donde conocerán nuevas personas, amigos, donde se divertirán, aprenderán y sobretodo donde crezcan felices.

Las actividades que se realizan en este período apuntan prioritariamente al reconocimiento del espacio, la generación de vínculos entre los niños, la formación de hábitos, el conocimiento de los materiales básicos de trabajo, el manejo de los tiempos.

  • El muñeco viajero: se entregará a algún niño un sencillo muñeco de trapo sin decorar, sin cara, sin ropa, se trata de que cada familia añada un elemento al muñeco.
  • Pedirle a los niños que traigan su juguete favorito, sentarlos en círculo y que cada uno se presente a él mismo y a su juguete, y cuente cosas sobre él.
  • Podrán llevarse algún cuento o juguete a casa y devolverlo al día siguiente o dibujos realizados en clase, creando un vínculo entre la escuela y el hogar.
  • Jugar con mascaras.
  • Juegos con plastilina, arcilla…etc.
  • “La silla sirve para…”: En esta actividad aprenderemos para que sirven los elementos y materiales del aula y se puede realizar paulatinamente aumentando la cantidad de elementos que presentamos.
  • “Cada cosa a su lugar”: Otra sencilla actividad es ordenar y guardar los materiales de cada rincón o espacio del aula entre todos.

prepara-a-tu-niño-para-su-primer-dia-de-clase

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *