Prevención y control del acoso escolar.

El tipo de disciplina que exista en las aulas y en el centro escolar es de fundamental importancia en la construcción de una buena conducta. La constante supervisión de la conducta de los niños en las aulas y en el patio, cuenta a la hora de detectar si está o no ocurriendo algún caso de acoso escolar. Las educadoras deben estar presentes y pendientes, siempre.

El acoso puede amenazar la seguridad emocional y física de los pequeños en la escuela y afectar negativamente su aprendizaje. Lo ideal es detenerlo antes de que comience. El personal escolar puede tomar medidas para que las escuelas sean más seguras y prevenir el acoso.

¿Cómo se hace?

Debemos actuar, empezar a reconocer cuáles han sido y cuáles son los factores que influyen para que esta conducta se siga avanzando, por ejemplo habría que tomar conciencia desde nuestro papel como docentes, para poder identificar a estos pequeños que si no en todos los casos, en su mayoría presentan cierto trastorno, como lo son; trastorno de la personalidad, los que se manifiestan cuando el alumno presenta ansiedad, agresividad, mala conducta y hasta sentimientos de culpa; por otro lado también está la indisciplina, el condicionamiento escolar negativo, fracaso escolar y deserción. Debemos concientizar al personal y alumnado de nuestra escuela, dialogar con las personas involucradas en su conducta, ya que esta violencia escolar tiene su inicio indudablemente desde la familia, reflejándose en la escuela y posteriormente se llevará a la sociedad.

¿Cuándo se hace?

Se deben hacer brigadas de seguridad, donde hagamos participes a los propios alumnos, pues es visto que en número de alumnos nos rebasan a las educadoras, a la autoridad y al personal administrativo que integran la escuela, ahora bien, si nos enfocamos en el preescolar, las actividades de brigada pueden ser por ejemplo armando un omite de seguridad, o con el nombre que cada una determine, acorde al perfil de sus pequeñines, para designar a cierto grupo de alumnitos que funjan con ese papel.

Como docentes debemos de proponer acciones que nos auxilien en erradicar estas conductas, las educadoras debemos de estar atentas a nuestros alumnos desde el momento mismo en que se incorporan a nuestras escuelas, debemos de organizarnos de mejor forma para evitar espacios donde el acoso escolar prevalezca.

Evaluar el acoso en la escuela 

Podemos realizar gráficas conductuales en conjunto con nuestros alumnos, donde podamos establecer las normas propuestas por los pequeños mismos, se reúne al grupo al inicio escolar, se establecen las normas de conducta sobre las cuales nos regiremos dentro y fuera de la escuela, se organizará al grupo a manera que se designen a alumnos que auxilien a estar alertas para recuperar los valores, lenguaje apropiado y normas de vida. Una vez elaborado estoy designando los tiempos, dentro del aula y en el recreo, se llevará una gráfica medible del alumno que se ha mantenido sin romper las reglas, evitando en todo momento evidenciar a los menos favorecidos en este aspecto.

Recomendaciones 

Se necesita hablar y organizar entrevistas con los padres de familia para hablar de las conductas observadas, sean o no de relevancia, pues tanta atención merece el que necesita ser conducido , así como el que ha procurado todas las normas, no olvidemos que todos nuestros alumnos necesitan ser reconocidos, pues todos tenemos un don especial y si esta característica que nos diferencia uno de los otros, esta bien reconocida, incrementa el autoestima en nuestros alumnos, sumando lo que todo eso encierra, pues una educadora que tiene buena comunicación y directa con los padres de familia siempre será una educadora exitosa y por ende tendrá niños exitosos, en todos los aspectos.

El bullyin no es un juego y no debe por ningún caso seguir permitiendo este tipo de conductas en los espacios libres de nuestras escuelas. Es necesario tomar consecuencia de la responsabilidad que debe de tener cada individuo como sociedad.

 

Resultado de imagen para bullying

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *